22 de octubre de 2021

Sobra tesón

La vida simple
de Sylvain Tesson.

Maldigo a mi mujer por habérmelo recomendado... y así le quito algo de peso a mi mala decisión. El tiempo es oro y este libro no merece la pena. Es fácil: Sylvain Tesson no está a la altura de la experiencia que él mismo ha diseñado. Su perspicacia y su capacidad introspectiva son escasas, por no hablar de sus carencias espirituales. Si se hubiera recluido en una habitación de París durante seis meses el resultado habría sido el mismo.

No hay autenticidad, no hay conexión real con el entorno, todo parece una pose intelectual. Cuando no está visitando a alguien, está fumando puros, emborrachándose con vodka o citando libros... todo lo posible para alejarse del momento presente. Incluso el estilo narrativo carece de intimidad, como si estuviera escribiendo para alguien en lugar de plasmar con un mínimo de honestidad lo que piensa y siente para sí mismo.

Ejemplo nítido de la página 78: refiriéndose a su apellido dice "El Tesson sería un ser nostálgico de la unidad perdida, tratando de reunirse con el Todo. Que es lo que hago aquí, emborrachándome en los bosques". Es decir, Tesson ve con total normalidad que c
onectar con el todo y emborracharse son primos hermanos, cuando el alcohol sirve precisamente para anestesiar al ser, torcer su juicio, nublar su integridad como individuo. Encajaría mejor con su personalidad una aventura encerrado en una casa de apuestas durante tiempo indefinido.

20 de octubre de 2021

Ojo de halcón

A lo lejos
de Hernan Diaz.

Wéstern ambientado en el siglo XIX que narra las aventuras de Håkan, un joven sueco que llega en barco a Estados Unidos y está toda su vida viviendo a la intemperie, recorriendo el país de arriba a abajo, aunque de fondo guarda la esperanza de llegar a Nueva York para encontrar a su hermano.

El personaje principal funciona bien y los incidentes, cargados de violencia y crueldad, son interesantes. Me gustó mucho la parte de Lorimer y su visión espiritual y holística del universo: "esta es la verdadera religión: saber que existe un vínculo que une a todos los seres vivos", visión que apoyo y siento.

El mayor problema de A lo lejos es el exceso de detalles que incluye Hernan Diaz en algunos momentos, algo que quita impulso a la narración con bastante frecuencia. Creo que habría obtenido un mejor resultado simplificando las partes descriptivas más ásperas y ordinarias.

A la hora de recomendarla, me quedo un poco a medio camino. Diaz demuestra que es un buen escritor, pero tengo mis dudas sobre si los sucesos más estimulantes de la novela compensan los tramos más monótonos. Aun así, v
uelvo a ser generoso con las estrellitas.

19 de octubre de 2021

Emperador de la crónica

El emperador
de Ryszard Kapuściński.

Kapuściński reúne testimonios de gente cercana a Haile Selassie, monarca de Etiopía durante más de 40 años (1930-1974), para ofrecer una visión panorámica de su reinado hasta llegar a su declive. Una crónica que no alcanza cotas tan elevadas como Ébano o Viajes con Heródoto (aquí y aquí), pero que resulta interesante. 

A día de hoy, con todo el torrente de información al que estamos sometidos y con las innumerables situaciones de corrupción e injusticia que hay por todo el globo, ha perdido algo de impacto, pero su especificidad hace que valga la pena y seguro que en su época (publicada inicialmente en 1978) dejó boquiabierto a más de uno.

15 de octubre de 2021

Evaristo y su baraja

Niña, mujer, otras
de Bernardine Evaristo.

Doce capítulos relativamente independientes, cada uno de ellos centrado en una mujer. Temas clave: feminismo, racismo, homosexualidad, clases sociales. En la página 266 el sopor se me subió a la espalda de mala manera y sólo pude llevarlo a caballito unos pocos metros más.

Bernardine Evaristo combina un tono juguetón con un estilo bastante juvenil que se apoya en las expresiones coloquiales de los chavales de hoy en día y es bastante fácil de leer. Hay algunas observaciones inteligentes que flotan por ahí sin demasiada profundidad y el texto transmite cierta frescura, pero en general no es una novela especialmente reveladora.

#LondresTenemosUnProblema #CagadasDeEvaristo #WTF:

La dispersión campa a sus anchas en todo momento. Dentro de un capítulo te puedes encontrar varios saltos temporales y cuatro o cinco personajes vagamente esbozados, todos ellos pintados con la misma brocha gorda que utiliza Evaristo para sus protagonistas. Evidentemente, la dispersión impide que los personajes cojan cuerpo.

Siguiendo la misma línea, Bernardine, en lugar de enfocar en situaciones concretas y plantear cierto desarrollo, suele hacer barridos generales por la vida de los personajes, lo que da la sensación de resumen protocolario y refuerza la sensación de que estas mujeres son meros instrumentos para lanzar ideas.

Como conjunto, se podría decir que cada capítulo es una isla. Los personajes están conectados entre sí de manera muy superficial, no hay un tejido sólido ni compacto. Si lo vendieran como libro de relatos cortos, no pasaría nada. Bueno sí, se vendería peor y no se llevaría premios.

#SoyEvaristoReinaDeLaBaraja #PintanBastos

14 de octubre de 2021

Hambre

El hambre
de Martín Caparrós.

Hay que ser inhumano para que este libro no te impacte. Puede que haya varios diálogos muy similares y ciertas ideas que se repiten, incluso se podría decir que le sobran algunas páginas, pero eso no impide que sea una lectura esencial sobre el hambre y la pobreza.

Martín Caparrós visita una serie de países para acercar la miseria a nuestro salón y lo hace aportando datos bien documentados, introduciendo testimonios de la gente local y lanzando algunas observaciones personales. Todo ello con una actitud incisiva e inquisitiva y manejando la información de manera competente, sin excederse a la hora de buscar nuestra fibra cardiaca. 

Si fuera por mí, obligaría a todos los habitantes del primer mundo a leerlo para que valoraran un poco más su situación y desarrollaran más empatía y humildad. Este libro me ha tocado tan profundamente que todavía sigo indagando en el tema e incluso me ha hecho reflexionar de forma seria sobre lo que se puede hacer al respecto.

*Leí la edición de Anagrama, pero recientemente ha salido la de Random House Mondadori con cifras actualizadas.

13 de octubre de 2021

El idealismo se propaga

La peste blanca
de Karel Čapek.

Obra de teatro sobre una enfermedad misteriosa que se propaga rápidamente y es letal. La portada y la introducción remarcan que es una crítica al fascismo, que posteriormente iba a reinar en Europa, con menciones claras a Alemania. Ese punto de vista es válido, por supuesto, pero a mí me ha parecido más interesante su dimensión utópica (spoiler a continuación).

Me parece estupenda la idea de que un médico descubra la cura de una enfermedad mortal y quiera intercambiarla por la paz y el fin de las guerras. Karel Čapek demuestra un idealismo audaz y lo expresa con unos diálogos concisos que funcionan a la perfección. El final es idóneo porque demuestra la ignorancia y el embrutecimiento de las masas cegadas por la política. Lectura breve, sencilla y sugerente, poco más se puede pedir.

11 de octubre de 2021

Ta-Nehisi el maniqueísta

Entre el mundo y yo
de Ta-Nehisi Coates.

Coates dirige este ensayo a su propio hijo para intentar iluminarle sobre lo que significa ser negro en Estados Unidos. Y el resultado es tremendamente simplista, básicamente porque más allá del dualismo blancos vs negros, de la demonización gratuita de los blancos y de algunas ideas trilladas, no hay análisis.

El autor en ningún momento profundiza en la infinidad de matices que se dan en la experiencia negra en EE. UU., ni plantea una visión optimista o conciliadora, al revés, más bien parece que quiere echar más leña al fuego de forma superficial, miope y beligerante. Los blancos son malos, los negros son unos sufridores que están a su merced y viven con miedo y despachado. Muy decepcionante. Este libro no merece que se le dediquen demasiadas palabras.

*Este hombre publicó Entre el mundo y yo en julio de 2015 y en septiembre le dieron una "Genius Grant" (subvención de genio) de la MacArthur Foundation con un monto económico de 625.000$ y en noviembre ganó el National Book Award. Es decir, en julio echa mierda a los blancos a grifo abierto y a los pocos meses pone el cazo para llevarse la pasta de una fundación creada por dos blancos ricos y un premio del país que tanto le odia por ser negro.

**Intenté encontrar alguna noticia que dijera que el señor Ta-Nehisi Coates, fiel a sus ideales, había rechazado ambas cosas porque los blancos son malvados opresores, pero no la he encontrado.

***Paradójicamente, un ensayo que demuestra odio hacia los blancos es lo que hace que el autor destaque y se lleve una subvención y un premio nacional, lo cual anula ideológicamente al ensayo. Esto hará que algunos intelectuales se froten las manos al grito de "¡bienvenidos a la posmodernidad!".

8 de octubre de 2021

La pistola epistolar

Tenemos que hablar de Kevin
de Lionel Shriver.

Querida Lionel,

No hace falta complicar tanto las frases para contar trivialidades, no te hace mejor escritora. Tampoco entiendo por qué gastas tantos esfuerzos en detalles irrelevantes, esto no es un trabajo de tarificación por palabras. La precisión lingüística y la sencillez son cualidades que no encuentro en tu libro y que deberías ejercitar con prontitud. Especialmente estridentes me resultan tus intentos forzados de parecer sofisticada e inteligente, sobrecargando los párrafos innecesariamente. La inteligencia y la sofisticación, si no surgen de manera orgánica, se convierten con facilidad en pretensiones vacías e irritantes. No quiero extenderme demasiado precisamente para no caer en tus mismos errores. 

En resumen, creo que tu escritura es deficiente, principalmente porque tu petulancia genera una gran cantidad de excesos narrativos. Desconozco, ni quiero saber, a qué métodos dudosos has tenido que recurrir para vender un millón de copias de este artefacto sofocante. Supongo que el morbo es buen aliado, incluso más que la calidad literaria.

Un saludo.

P. D.: supongo que es especialmente doloroso ver cómo la adaptación cinematográfica de Lynne Ramsay es superior al libro.

7 de octubre de 2021

Attribulaciones

Attrib. and Other Stories
de Eley Williams.

Lectura demasiado lejana, que leí hace mucho tiempo, como para ser reseñada apropiadamente. Relatos cortos poco reseñables, mal reseñados. Es una cuestión de lenguaje. Y de memoria. Ni fu ni fa. La comunicación es complicada, tanto como disfrutar este texto hipercerebral. Puedo seguir jugueteando hasta el infinito. Lingüisteando. Sin celebrar. Quizá algún día alguien me dé un premio por ello. Por maleabilizar el lenguaje a mi antojo, cual maleante.

6 de octubre de 2021

MeteOro

Asterios Polyp
de David Mazzucchelli.

Sorprendente en todos los aspectos. Un cómic sustancioso con dibujos de calidad e ideas para regalar. El diseño de cada página está muy cuidado y en muchas ocasiones David Mazzucchelli logra que el apartado formal refleje las ideas que presenta la obra. Amor, arquitectura, escultura, dualismo, destino... Reflexiona sobre las divisiones maniqueístas (bien-mal, realidad-ficción, racional-irracional, éxito-fracaso...) y las almas gemelas (otra dualidad).

Observaciones con algo de spoiler:

- El protagonista se ve impulsado a ver las cosas de manera dualista porque le acecha el espíritu de su hermano gemelo que murió en el vientre.

- La contemporaneidad como sustancia caleidoscópica en la que nadan infinidad de elementos diferentes y cuyo entendimiento no es posible con divisiones dualistas.

4 de octubre de 2021

Royato

El dios de las pequeñas cosas
de Arundhati Roy.

Confusión desconcertante y soporífera desde la página 1 hasta la 73, que es hasta donde pude llegar sin perder el conocimiento. Da la sensación de que Arundhati Roy ha construido la novela de manera caprichosa, atendiendo más a ocurrencias puntuales que a una estructura coherente o a ciertos desarrollos narrativos más elocuentes. Plantea saltos temporales y conceptuales alocados que muchas veces no aportan nada y mezcla personajes de forma algo tosca. Todo esto hace que la historia no tenga demasiado enfoque y se mueva dando bandazos, lo cual resulta desagradable. Tampoco se vislumbra una gran profundidad detrás de sus palabras y la prosa es decente pero no sobresale a nivel estético. Me sorprende que aparezca en tantas listas de mejores libros. Como dice el refrán: crea fama y otros cardan la lana.

1 de octubre de 2021

Palidece frente a otras obras del autor

El rey pálido
de David Foster Wallace.

Cóctel que agita y mezcla las ideas sobre la entropía de la información de Thomas Pynchon y el enfoque del propio Wallace sobre el aburrimiento y la gratificación. Se establece una relación entre la relevancia de la información que se presenta y el aburrimiento que esta genera, con resultados altamente irregulares.

Todo empieza bien, con toques de humor y la típica elocuencia hiperconcentrada e hiperconsciente de Wallace, pero poco a poco los aspectos más soporíferos de una de las protagonistas, la Agencia Tributaria estadounidense, van saliendo a la luz. Sólo nombrarla ya cansa. Uno aguanta el tostón por los fragmentos metanarrativos que gradualmente incluye el autor, ya que van abriendo el texto a posibles reflexiones futuras potencialmente interesantes, pero esto, apretando los dientes durante la lectura, funciona hasta la página 400 (de un total de 616).

Esta novela resulta decepcionante principalmente porque el ratio genialidad/aburrimiento no compensa, algo que sí sucedía por ejemplo en La broma infinita (infinitamente mejor, tratada aquí). Parece que en todo momento falta ese golpe maestro que dé más sentido a todo y haga que la obra sea más significativa. 

Es cierto que Wallace quiere que todo sea aburrido a propósito, pues el objetivo es que el lector saque algún tipo de enseñanza trascendental a través del aburrimiento. Pero insisto, eso ocurría en La broma infinita, aquí no; falta ese pasito extra que nos permita beber del vino de los dioses. Wallace se limita a ofrecer un texto aburrido para que entrenemos nuestra resistencia, para que seamos héroes aguantando el tedio, ya que "es la clave de la vida moderna. Si eres inmune al aburrimiento no hay literalmente nada que no puedas conseguir" (p. 478).

Quizá lo más sugerente del libro es que Wallace crea una paradoja. Cito de la página 288: "Una lista exhaustiva y cien por cien precisa del tamaño y la forma exactos de cada hoja de hierba de mi jardín es 'verdadera', pero no es una verdad que le vaya a interesar a nadie. Lo que hace que una verdad sea significante, valiosa, etcétera, es su relevancia". ¿Qué pasa si lo relevante es lo aburrido, lo que no interesa a nadie, porque te enseña una lección valiosa?

Observaciones y anotaciones en crudo (puede haber spoilers):

- P. 105: el tedio como escudo, ¿por qué no se habla del aburrimiento, qué hay oculto detrás de él, por qué nos molesta tanto? Relación entre información y tedio.

- P. 128: obra de teatro que es aburrida y el público se va y empieza la acción cuando todo el mundo se ha ido.

- P. 137: después de una charla soporífera, dice que tiene mucha tolerancia al dolor... Aburrimiento = dolor.

- P. 138: quedarse repasmado = concentración absoluta / perro que aceptaba los límites de su vida (la cadena) / persona claustrofóbica a la que encierran en un cuarto pequeño porque grita, lo que le hace gritar más y demuestra que ciertas reglas tienen que ser flexibles.

- P. 145: médium de datos, percibe datos irrelevantes de cosas aleatorias.

- P. 175: crítica al capitalismo: comprar cosas para distinguirse de los demás y sentir que existes.

- P. 249: ve una serie en la tele sin ser consciente de lo que está haciendo, el aburrimiento hace que el lector sea consciente de que está leyendo.

- P. 257: "el verdadero coraje consiste en soportar el tedio minuto a minuto y dentro de un espacio cerrado" esa resistencia = heroísmo / "todo está diseñado para parecer heroico, para excitar y gratificar al público" (apariencia de heroico) / "el heroísmo verdadero no recibe ninguna ovación y no entretiene a nadie" / "el heroísmo verdadero son ustedes a solas en su puesto de trabajo" (referido a los funcionarios de la Agencia Tributaria, quizá extrapolable).

- P. 258: el heroísmo es incompatible con el aplauso popular... cuanto menos emocionante es un trabajo, más potencial tiene para ser escenario del heroísmo verdadero, lo que puede dar un placer inimaginable.

- P. 259: el aburrimiento, la rutina, el desorden... son los enemigos del héroe y son temibles porque son reales.

- P. 260: "en el mundo actual, las fronteras están fijas y ya se han generado los datos más importantes. Caballeros, la frontera heroica de hoy día está en el ordenamiento y la utilización de esos datos" (una visión de la entropía de Pynchon).

- El capítulo 22 es bastante largo y podría haberse dividido a su vez en capítulos, pero Wallace no lo hace, buscando así transmitir ese tedio voluntario que refleja una de las ideas principales. Aguantar el tedio como tarea heroica que ofrece un placer inesperado en el lector.

- P. 276: la Agencia Tributaria te hace una prueba para entrar: aguantar el aburrimiento de lo que te tienes que aprender.

- P. 348: los examinadores veían espectros/alucinaciones por tanto aburrimiento concentrado.

- P. 377: invertir tiempo en lo que más "ingresos netos" genere o sea más prometedor (lector - libro - recompensa). Tener herramientas para detectar qué casos requieren un examen más profundo (cómo leer, qué promete profundidad, etc.).

- P. 421: el término "aburrimiento" surge por necesidad cultural.

*Las páginas corresponden a la edición de Debols!llo.

29 de septiembre de 2021

Poesía sonora

Una soledad demasiado ruidosa
de Bohumil Hrabal.

Un hombre que trabaja prensando papel y libros rescata algunas de esas obras abandonadas para su colección personal y se nutre de ellas. Y en los paquetes de desechos que forma, a veces se permite el lujo de introducir reproducciones de cuadros famosos y los paquetes acaban teniendo el aspecto de obras de arte.

Bohumil Hrabal ha elaborado una pequeña o
bra maestra que homenajea a la literatura y al arte, convirtiendo a su protagonista en una especie de alquimista que hace de su tarea monótona y desagradable un adorable paraíso que resulta hasta enriquecedor.

El ritmo que impone la prosa de Hrabal es frenético, para bien, con partes cargadas de energía y demostrando mucho afecto por el conocimiento que aportan los libros. También se atreve a reflejar cómo los cambios sociales y la modernización alejan al protagonista de su puesto de trabajo, lo que sustituye la dimensión poética del mismo por una efectividad rigurosa, recordándole que el trabajo es trabajo, no algo con posibilidades mágicas.

Un clásico moderno.

27 de septiembre de 2021

Del fin de las vigas

Nada se opone a la noche
de Delphine de Vigan.

Los expertos en salud aconsejan masticar la comida unas 35 veces antes de tragarla, para facilitar la digestión. Y aquí estamos con Delphine de Vigan, masticando cada frase 35 veces, ya que debe tener vocación de nutricionista. En este caso no hay que preocuparse por la digestión porque esto no hay quien se lo trague.

Aquí lo que ha sucedido es que de Vigan ha puesto en el papel lo que se le ha ido ocurriendo y luego no ha metido la tijera. El ritmo es soporífero y su capacidad para estimular es nula. Su acercamiento al tema de la muerte tampoco resulta revelador ni emotivo. Lo que queda es una aglomeración de grasa extremadamente insalubre, ni masticando 35 veces te libras del infarto.

24 de septiembre de 2021

Galo gaélico

Pequeño país
de Gaël Faye.

Un adolescente de padre francés y madre ruandesa comparte con nosotros las andanzas de su infancia (finales de los años 80, principios de los 90), sumergiéndonos en el corazón de África, con Burundi como eje central y Ruanda de fondo. La novela empieza siendo floja, pero poco a poco va mejorando. Pobreza, ingenuidad, matanzas, hutus vs tutsis, infancia feliz dentro de ciertos límites, descubrimiento de la literatura... No destaca por su prosa ni por ofrecer grandes reflexiones, pero su espontaneidad resulta agradable. Faye se muestra modesto y transmite mucha autenticidad. Te transporta a África sin ningún esfuerzo.

23 de septiembre de 2021

El Vizzini de al lado

It's Kind of a Funny Story
de Ned Vizzini.

Me lo recomendó sin demasiada efusividad una persona a la que seguiré respetando como lectora por ese "sin demasiada efusividad". Leí unas 30 páginas. Me parece perfecto que no esté traducida al español, ni falta que hace. Entiendo que esto es literatura para adolescentes y no se puede exigir gran cosa, pero debe ser para adolescentes atontados. Una novela infantil y sin gracia que se escuda (una vez más) en un protagonista psicológicamente mermado para excusar todo tipo de carencias narrativas, o básicamente para decir cualquier tontería y que el lector trague. No thanks.

22 de septiembre de 2021

The Coolest

Desmorir
de Anne Boyer.

Ensayo sobre el cáncer de mama que sufrió la propia Anne Boyer hace unos años. Está lleno de observaciones mordaces e inteligentes que hacen que la primera mitad sea adictiva. E
l problema es que el papel parece un lienzo en el que la autora quiere exhibirse, lo cual acaba siendo molesto. 

Da la impresión de que Boyer tiene tantas ganas de demostrar su inteligencia que a veces se enreda en sus propios pensamientos y a la hora de plasmar sus ideas, muchas veces opta por la grandilocuencia y el efecto poético o dramático a expensas de la claridad; incluso prefiere decir cosas que superficialmente parecen inteligentes (y en realidad son ambiguas) a profundizar de verdad de forma cristalina.

No obstante, lo más sorprendente es que es un libro muy poco emotivo, teniendo en cuenta el tema tan importante que trata. Es cuanto menos curioso que Anne Boyer tenga una hija y apenas la mencione. El concepto de familia o de legado ante su posible muerte se le escapan, algo que, en mi opinión, sería impensable en un libro de estas características (hay que recordar que el libro está escrito durante el proceso de la enfermedad, con la incertidumbre de la muerte todavía presente). Mi mujer alega: "si supiera que me voy a morir y escribiera un libro, sólo hablaría de mi hijo y mi familia". Nada más que añadir.

21 de septiembre de 2021

fdssdffdsfds

Sólo lee a Bernhard, Thomas, y a Markson, David. Ambos amantes. No entre sí, individualmente, uno a uno, del que escribe. Amantes a nivel lingüístico y musical, querido Ludwig. Sorprendente sería que esto perdurara. Este texto y la literatura en general. Sorpresa. La cadencia de lo escrito es importante. Y el sonido. Si es que no son lo mismo. Ayer compré unas alpargatas hechas en Bangladesh. Como mínimo quería que estuvieran hechas en Albania. Seguro que por esa zona también hay YouTubers famosos. El joven que fabricó con sus manos las alpargatas sobre las que apoyo mis pies no sabe lo que es YouTube. Tampoco conoce Twitch. Aquí hay un problema de cadencia, querido Ludwig. Decadencia.

20 de septiembre de 2021

Unevenson

Altmann's Tongue
de Brian Evenson.

Brian Evenson escribe dando hachazos al papel, intentando que la crudeza golpee al lector y las salpicaduras que llegan a su cara no sean de tinta sino de sangre. En general, estos relatos son bastante irregulares. Me gustó bastante The Munich Window, pero el resto (no leí todos, sí más de la mitad) no me parecieron nada del otro mundo, sobre todo por apoyarse en una opacidad y una ambigüedad que no son nada estimulantes. He de decir que este libro lo he intentado leer entero dos veces y no lo he conseguido ninguna.

17 de septiembre de 2021

Hala

Exhalación
de Ted Chiang.

Me tiro a la piscina y afirmo que es una colección de relatos imprescindible para cualquier amante de la ciencia ficción. Sorprende principalmente porque no es nada irregular, todas las piezas tienen un mínimo de calidad (alta), algo que no suele verse en este tipo de libros.

Caigo en el agua, salpico y asevero que las ideas que expone Chiang son bastante estimulantes. Y lo mejor de todo es que el autor no se queda en la superficie, reflexiona sobre sus ideas con bastante rigurosidad, sin concesiones, hasta las últimas consecuencias.

Buceo un poco, saco la cabeza del agua y señalo que Chiang es muy preciso a la hora de construir sus mundos, no se excede con detalles superfluos y sabe equilibrar el peso de las ideas, las situaciones y los personajes. La prosa no es especialmente bella, pero es competente.

Subo la escalera y salgo de la piscina para remarcar que hay dos relatos que están por encima del resto:

The Truth of Fact, the Truth of Feeling... s
obre la memoria, la verdad y la subjetividad. Traza un paralelismo entre la posibilidad de grabar todas tus vivencias y la aparición de la escritura (la escritura se presenta como un avance tecnológico de igual calibre que las grabaciones). La memoria deja de ser imprescindible, pero al mismo tiempo tiene valor porque su imprecisión añade un aspecto subjetivo (que puede ser mágico) a los recuerdos (frente a la precisión de las grabaciones que capturan una realidad objetiva).

The Great Silence... 
sobre el sonido, el loro y la búsqueda de conexión extraterrestre. Me limito a decir que es una auténtica genialidad.

Me seco con la toalla.