31 de octubre de 2008

dsfs

La vida es una frase llena de comas que se pregunta sobre el punto final.

28 de octubre de 2008

Al loro

El loro de Flaubert de Julian Barnes.

Biografía de Gustave Flaubert que pretende ser algo más que eso. El autor enlaza la historia de un médico con la del propio Flaubert. Poco a poco el libro se va haciendo más personal, poniendo más énfasis en las circunstancias del médico. Tiene muchos detalles y varios puntos a los que mirar, es un compendio de cosas con un hilo claro (Flaubert), otro más borroso (el médico) y varios difuminados (como el loro). Tiene su toque de humor pero quizá peca de inglés (me imagino a Julian Barnes como el típico intelectual de por allí), como que todo quiere ser muy elegante, fino y recto. Merece la pena leerlo aunque a veces resulta un poco aburrido.

27 de octubre de 2008

¡¡Ahora!!

Ayer de Agota Kristof.

Un niño que vive con su madre prostituta reniega de la pobreza y las mentiras y huye. Al cabo de un tiempo se reencuentra con una amiga de su infancia que inconscientemente era a quien estaba esperando. Él acaba aceptando el presente aunque no sea del todo satisfactorio ya que descubre que su felicidad está basada en los hilos que tiene con el pasado y el futuro. Es un libro bastante poético. Un cóctel entre realidad, pasado, presente, sueños, futuro, pesadillas. El pasado y el futuro nos van comprimiendo hasta este momento, hasta el "ahora mismo". En resumen, como dice el texto: "¿Mañana, ayer, qué quieren decir esas palabras? No existe sino el presente. Unas veces, nieva. Otras, llueve. Luego hay sol, viento. Todo eso es ahora. Eso no ha sido, no será. Eso es. Siempre. De una vez. Porque las cosas viven en mí y no en el tiempo. Y, en mí, todo es presente".

Recomendable.

26 de octubre de 2008

dfsss

Tenía un jarrón lleno de poesía, se rompió el jarrón y ahora sólo tengo flores.

Boxeador a tus sacos

El gran silencio de David Torres.

¿Finalista del Premio Nadal? Historia de un boxeador que le dieron para el pelo y tras retirarse, le contratan para proteger a la que fue novia de alguien importante. La fórmula para aguantar este tostón es la siguiente: leer sólo los diálogos porque son los que mueven la historia, el resto no dice nada, los párrafos son como escenarios en los que se sube el autor y empieza a dar volteretas intentado demostrar algo. La prosa tiene exceso de comas, cansa, mucho, leer frases largas, que tienen, mayormente, tantas comas como, pensándolo bien, o quizá mal, obras que, pretenciosamente, quieren ser buenas por la construcción, irreflexiva, de un artificio narrativo, que, en menor grado, si alguien te lo advierte, puede llegar a ser absurdo. También hace gala de lo que yo llamaría "Clinteastwoodismo", es decir, típicas frases que intentan hacer gracia basándose en lo macho que es un personaje. Cero patatero. El mensaje... no hay mensaje, no dice nada. ¿Dónde está? Al menos la próxima vez no dejes que la editorial ponga una foto tuya fumando un puro, mejor que pongan la de Clint que es mucho más duro que tú y hace más gracia. Si esto es el finalista del Premio Nadal 2003, una de dos, o estaba amañado o España se está hundiendo.

24 de octubre de 2008

Self-Service (SS)

El ermitaño de la calle 69 de Jerzy Kosinski.

Obra autobiográfica. Tragicomedia impulsiva de su vida y el nazismo. Cuenta sus experiencias de la segunda guerra mundial, sus aventuras sexuales, Polonia... temas diversos. Es un texto algo complejo, con saltos en el tiempo pero sin fragmentar, una estructura lineal le hubiera quitado gran parte de su riqueza. Repetición, ironía, autocorrección, sarcasmo... tiene muchos detalles. Usa innumerables citas y notas a pie de página con referencias a libros y escritores, hay un momento en el que no sabes si son del propio autor, de otro autor, del editor o de su tía la costurera. Bajo mi punto de vista, la falta de una estructura clara representa perfectamente lo que el tiempo significa en la vida y en la memoria puesto que es una autobiografía. El autor ha sabido capturar esa atemporalidad, ese tumor de la memoria que le impide juntar el tiempo y el espacio con precisión. Incluye todas esas citas y notas porque al fin y al cabo los libros fueron parte importante en su vida y al final él mismo se reconoce con cada autor al que leyó (digamos que aquí la intertextualidad esa famosa está más que justificada). Me parece muy bueno, ¡sí señor! Sobre todo me gusta esa escritura que no se entretiene, una escritura que como los seres humanos, está subida a algo que nunca se para.

Muy recomendable.

22 de octubre de 2008

Escarcha

La tormenta de hielo de Rick Moody.

Adulterio. Fiestas a las que acuden matrimonios cuyo objetivo es la infidelidad (novedad sexual). Jóvenes descubriendo y experimentando con el sexo. Retrato de la revolución sexual. Si sales por la puerta: tormenta de hielo. Fuera todo es frío, dentro se está calentito, como dentro de un coño. La prosa tiene un flujo moderno pero sin crear un terremoto. Incluye muchos datos del entorno, mezcla el desarrollo de uno de los adolescentes con los cómics... detalles interesantes. En general bien, pero lo encuentro falto de profundidad (quizá esto sea un problema mío).

Pescado crudo

La escopeta de caza de Yasushi Inoué.

Lo mejor de los autores asiáticos (sobre todo chinos y japoneses) suele ser el silencio, una escritura que quizá no diga mucho pero da sensación de silencio. En este libro lo tenemos dividido en tres partes, un señor que hizo un poema para una revista de caza, sin quererlo conmovió a una persona y ésta le envió tres cartas que hablan del adulterio desde diferentes perspectivas. Nada, después de leerlo te quedas igual... ¡empáchate!

21 de octubre de 2008

Crisálida vacía

La muerte: un amanecer de Elisabeth Kübler-Ross.

Esta señora a lo largo de su vida ha estado tratando con experiencias cercanas a la muerte. Tiene unos 30 títulos honoris causa, seguro que por este libro no será, pero asusta su falta de profundidad para ser una persona con tanto diploma en la pared. El texto no tiene ninguna pretensión literaria, no sé si decir que es de autoayuda porque al final se queda en nada. Se divide en 3 partes que corresponden a conferencias suyas. Principalmente dice que la muerte no existe, que después de morir hay algo y lo justifica como puede. Tiene cierto aire impositivo y además está falto de contenido, simplemente comenta algunas anécdotas o historias sobre el más allá y ahí se queda.

19 de octubre de 2008

dfffsfs

La vida es cero en proporción al tiempo que vas a estar muerto.

17 de octubre de 2008

Cantos de sirena

Las sirenas de Titán de Kurt Vonnegut.

Principalmente: un señor y su perro viajan en el tiempo haciendo alguna que otra predicción y siendo el reclamo de los curiosos, aunque también hay otras cosas, se aprecia cierta dispersión tanto temática como temporal. La estructura fragmentada hace que el tiempo se vea más frágil y dé más credibilidad a los viajes temporales. Se hace hincapié en el concepto de "destino". Es una obra con humor, absurdo y mucha crítica social de todo tipo. La verdad es que me reí bastante leyendo.

Recomendable.

dfsfss

Si proyectas una imagen incompleta de ti mismo nadie se interesará por ti, no estarán seguros de quién eres, el conocimiento es control y no puedes ser volátil. No vueles, por favor no vueles.

Pero siempre hay algo muy oscuro que quiere volar y no encuentra superficie.

15 de octubre de 2008

Y en la portada un perro

Desgracia de J. M. Coetzee.

Emplazada en Sudáfrica. Un profesor de universidad se acuesta con una alumna y ésta le denuncia. Le echan de la universidad y se va a vivir con su hija que vive en un pueblo. En el pueblo unos delincuentes entran a la casa y matan a los perros y violan a la hija y algo más hacen por ahí.

El José Manuel este tiene una prosa muy buena, con algunos guiños narrativos interesantes. Diría que es un texto más o menos capicúa. En la ciudad el profesor no hace nada negativo y la alumna busca el castigo para él, sin embargo, en el pueblo los delincuentes la lían parda y la hija no busca el castigo. Ambas situaciones relacionadas con lo sexual. En mi opinión, hay una idea particular que entra en temas de Sudáfrica (racismo, moral...), y hay una idea más general (la buena) que es el contraste que hay entre lo urbano y lo rural, concretamente lo ilimitado frente a algo más cerrado. Cuanto más cerrado sea el círculo más cosas que no te gustan tienes que aguantar para estar bien. Resulta extraño que la hija no sienta rencor ni tenga ganas de venganza, quizá sea esa la lección, que la venganza no tiene sentido y que merece la pena sacrificarla con tal de alcanzar la paz.

Altamente recomendable.

14 de octubre de 2008

Tócala

La pianista de Elfriede Jelinek.

La protagonista cae en la destrucción por culpa del control y la represión que su madre ejerce sobre ella. El argumento es algo básico y en el texto no hay demasiada variedad de movimientos pero no por ello deja de ser una gran obra. Lo más interesante es la oscuridad de su prosa y esas metáforas negras que le dan un toque mórbido a todo lo que sucede. Esa oscuridad te va envolviendo a lo largo de la narración hasta el punto de que parece que esos personajes algún día morirán. Una de las obras más oscuras que he leído y de las mejores.

Muy recomendable.

11 de octubre de 2008

Tragicomedia

Parte de una historia de Ignacio Aldecoa.

Una prosa muy cuidada, con algunos rasgos melancólicos y pesimistas nos introduce en la historia de una isla del archipiélago canario llena de pescadores a la que llegan unos turistas. El autor muestra el contraste que hay entre el pueblo de pescadores y los turistas procedentes de la urbe, lo tradicional frente a lo moderno. Lo que empieza como una comedia acaba en tragedia.

Para ser nacional... muy recomendable.

Una policíaca

El tercer hombre de Graham Greene.

Un señor viaja a Austria para visitar a un amigo y se encuentra que éste murió hace poco atropellado. Cuando empieza a preguntar sobre su muerte se da cuenta de que hay algo raro. Voy por aquí, voy por allá y resuelvo el misterio. Y no hay más.

9 de octubre de 2008

On the road

En el camino de Jack Kerouac.

Jack cuenta los viajes de Jack y sus amigos por Estados Unidos y México. Fiestas, música, sexo, alcohol... La prosa no está pulida, no es como si te tiraras por un tobogán, cuesta avanzar leyendo. Yo no hubiera avanzado si el libro no estuviera en constante ajetreo, si no exhalara una filosofía: ¡muévete! También me transmite esa chispa de fluidez, ese dejarse llevar a donde sea de los personajes. Antes de leer este libro la idea ya rondaba mi cabeza, la sensación de que vivir a tope supone no parar, vivir en el camino siempre, sin la expectativa de un fin. Aunque nunca pueda hacerlo al menos conozco la experiencia de otros.

8 de octubre de 2008

A-zah-ar

No es país para viejos de Cormac McCarthy.

Un señor va al desierto y se encuentra un montón de dinero en los restos de un tiroteo entre traficantes. Un asesino es contratado para buscarle. Y así sucede.

Las primeras páginas son muy pesadas, demasiado descriptivas, pero si aguantas el tipo, más tarde encuentras un ritmo narrativo muy bueno (no sé si estará hecho conscientemente lo de ser un peñazo al principio). El texto alterna entre monólogos y el flujo principal, con un énfasis subliminal en el azar. Dentro de la acción parece que el asesino es la personificación de la muerte, la fatalidad. Es una lectura sencilla pero que encierra cierta oscuridad que escapa al entendimiento, como si algo quedara inconexo. Todos sabemos que si eres viejo es porque el azar no te ha matado todavía.

Si los aguadores beben en primer lugar es que las tropas están sedientas

El arte de la guerra de Sun Tzu (versión de Thomas Cleary).

Texto con párrafos sobre estrategia militar. Puedes encontrar pasajes tremendamente inútiles: "en una batalla de carros, recompensa primero al que tome al menos diez carros", pero también puedes encontrar otros que bien manejados conceptualmente son bastante interesantes (como el que titula la entrada). En mi opinión el autor no quiso construir metáforas, sin embargo, el valor que tiene actualmente el texto se desprende de esas pequeñas porciones que pueden ser interpretadas al gusto.

Algunas perlas como esta: "existen cinco clases de ataques mediante el fuego: quemar a las personas, quemar los suministros, quemar el equipo, quemar los almacenes y quemar las armas". Creo que comprendéis lo que quiero decir.

6 de octubre de 2008

Mecawen McEwan

Expiación de Ian McEwan.

A ver si alguien me puede explicar lo bueno que es porque no he podido pasar de la página 98 (que ya es algo). Es muy pesado. Cito al azar: "Estaba bastante cerca de la orilla del agua, elevado sobre un talud prominente, para arrojar un reflejo pintoresco en el lago, y desde la mayoría de perspectivas la fila de columnas y el frontón que había sobre ellas estaban sombreados por la fronda encantadora de los olmos y los robles que habían crecido alrededor". Ian, ¿tú crees que me interesa algo de lo que dices ahí? No es que sea uno es que hay cientos de párrafos así. En la contraportada pone que Ian "es un escritor que está definiendo con audacia y creatividad lo que será la literatura inglesa del siglo XXI". Pues vaya puta mierda. Ian, ¿de verdad piensas que a alguien con una mentalidad fresca le va a interesar "la fronda encantadora de los olmos"? ¿No será que sabes a qué tipo de público te diriges y te sabes vender (te saben vender) bastante bien? Y ahora vienes y me cuentas que esto es literatura postmoderna.

3 de octubre de 2008

El suicida insomne

Toda la obra de Emile Cioran está cargada de oscuridad. Ensayos escritos por fragmentos inconexos (aforismos, párrafos cortos...), con una poética desmembradora (que te amputa sin tener gangrena ¿o al nacer, la gangrena viene de serie?). Las ideas giran en torno a la desesperación de la existencia, el escepticismo, el desencanto, la melancolía, y son una bofetada en la cara del que no se ha dado cuenta de que va a morir. Te pone la muerte entre los dientes para que la mastiques. A mí personalmente me parece genial.

Me quedo con la frase que era algo así: "mi objetivo es matar el tiempo y el de éste matarme a mí. Se está bien entre asesinos".

La napolitana rellena de nada

Sangre a borbotones de Rafael Reig.

Tiene buena prosa, tiene humor, sería demasiado decir que es el Kurt Vonnegut español, al menos de aspecto se parecen. El texto trata de un detective, y todo lo que eso conlleva. Cuando lo leí me pareció estar leyendo una secuela de Torrente. Superficialmente hablando está bien, se lee fácil, pasas el rato. El problema viene cuando te das cuenta de que no tiene mensaje, de que el contenido está adosado a lo narrativo peor que la chepa a Quasimodo. Parece un texto que primero se ha escrito y después se le ha añadido algo de chicha (poca). Es entretenido pero dista mucho de lo que bajo mi punto de vista es un buen libro.

Don Dinero

La conquista del aire de Belén Gopegui.

Si le preguntas a algún escritor español probablemente te dirá que le gusta. En las fotos sale como diciendo: "oh sí, mira que cara de persona profunda tengo". El libro va de lo malo que puede llegar a ser el dinero con la clase media/alta (¿ridículo?). O eso creo porque le di una oportunidad de 105 páginas para convencerme y no lo consiguió. El prólogo me parece pedante, aunque no lo sea. Después del prólogo empiezas a leer y alguna que otra frase resulta interesante y piensas "bueno, bueno, esto promete" pero ya está. Demasiado monótono, como oír todo el rato las mismas dos notas una y otra vez, la autora se construye laberintos a sí misma y eso lo sufre el lector.

2 de octubre de 2008

No me hiervas por favor

Hablemos de langostas de David Foster Wallace.

Libro que recopila artículos en los que hace más de periodista que de escritor. Son varios textos descriptivos con algún que otro experimento narrativo como notas a pie de página larguísimas, párrafos entre asteriscos que añaden otra temática, flechitas que te dirigen a ventanitas con otros textos y poco más. A esto le añadimos un poco de humor y de reflexión y listo para comer.

Creo que hace demasiadas referencias a EEUU (marcas, nombres de famosos, siglas de empresas...), haciendo que los típicos chistes usando nombres propios sólo los pueda entender alguien de allí. Y cansa. Parece que es consciente del poco interés que tiene lo que está contando y por eso emplea todo tipo de artimañas estructurales para distraerte de lo aburrido que es. No esperaba que me aburriera tanto.

dsfsss

Aniquilaría el sistema entero por una simple necesidad de destrucción derivada de un deseo no saciado.

Escucharía esto http://www.youtube.com/watch?v=NkmXnZwDGV8 del 1:27 al 2:06 eternamente.

Moriría por la belleza de un cuerpo y una cara que me comunicaran profundidad.

Y después de morir, hablar sólo de estas tres cosas.

1 de octubre de 2008

Mastica despacio

El almuerzo desnudo de William Burroughs.

De lo mejorcito que he leído (empiezo con preposición). Temática muy variada: drogas (muchas, por no decir todas), sexo (de todas las aceras), crítica social, psicología, y más. Mucha imaginación, un estilo impulsivo vestido a veces de poesía y un humor ácido que corroe todo lo que toca. Creo que "literatura vital" es la etiqueta que pondría un intelectual como el que no soy. No sé nada de literatura postmoderna pero ¡que le den por culo a las estructuras!

Lectura muy recomendable.