3 de octubre de 2008

El suicida insomne

Toda la obra de Emile Cioran está cargada de oscuridad. Ensayos escritos por fragmentos inconexos (aforismos, párrafos cortos...), con una poética desmembradora (que te amputa sin tener gangrena ¿o al nacer, la gangrena viene de serie?). Las ideas giran en torno a la desesperación de la existencia, el escepticismo, el desencanto, la melancolía, y son una bofetada en la cara del que no se ha dado cuenta de que va a morir. Te pone la muerte entre los dientes para que la mastiques. A mí personalmente me parece genial.

Me quedo con la frase que era algo así: "mi objetivo es matar el tiempo y el de éste matarme a mí. Se está bien entre asesinos".

2 comentarios:

  1. Gran frase. No conocía al tal Emile Cioran.

    ResponderEliminar
  2. Promete el blog. Nos vemos.

    Cioran es un alivio, casi necesario diría yo.
    "No necesitamos matarnos. Necesitamos saber que podemos matarnos."

    ResponderEliminar