23 de febrero de 2014

Monotocromía

Volverás a Región de Juan Benet.

Abandono tras un 25% leído (algo más de 70 páginas). Tema central: la guerra civil, esto es, mi interés = 0. A pesar de que la prosa me parece elegante y la idea de concentrarse en el territorio llama la atención, esta novela es un coñazo total. Ejemplo: "los esfuerzos hercinianos del momento westfaliense han tomado forma (al parecer) en la región astur-leonesa a lo largo de un geosinclinal cuyo eje debía pasar por algún punto de Galicia para resolverse en una familia de arcos de plegamiento de dirección E-W que paralelos entre sí en el occidente de Asturias se van cerrando al contacto con el macizo resistente para mostrar una acusada convexidad en su extremidad gallega". Pues eso, una elegancia que se ahoga en su propio vómito, como si leer fuera un acto de absorción de palabras irrelevantes, el autor deja escasas rendijas para que entre la luz de un hilo argumental o para que de rebote, manque sea, algún reflejo inspirador se filtre y aparte los bostezos. Se dedica a describir el terreno y a dar nombres de regiones, montañas, ríos, cordilleras, "Mampodre", "Rañeces", "Láncara", "Dinant", y la narración resulta estática, sin movimiento, sin color, sin acción, sin contenido humano, todo es descripción, un vacío de palabras que apuntan hacia el territorio. ¿Ahí está la gracia? ¿Vacío narrativo que intenta expresar el vacío existencial? La verdad es que no soy capaz de ver la relación que hay entre describir milimétricamente la corteza terrestre y la guerra civil. ¿O quizás el tema central es el territorio? Vale. ¿Por qué? ¿Dónde está la conexión? No sé si merece la pena soportar las cotas de aburrimiento que alcanza el texto porque no parece haber galletita al final del túnel.

28 comentarios:

  1. Un tío mío que leyó el 100% siempre decía: "Pues yo creo que, si te fijas mucho, al final te enteras de lo que le pasaba al guardabosques".

    ResponderEliminar
  2. Obra maestra absoluta.

    ResponderEliminar
  3. Fíjense el detalle. El intelectual español: lenguaraz, camastrón, terco y milagrero, lo flipa con las ciencias, con los números, las raíces y las ecuaciones. Con lo que no entiende. Los físicos y los ingenieros como arcanos del mundo que da de comer a su palabrería. Benet lo cazó al vuelo. Y luego, al cabo de casí cincuenta años, y sustituyendo cotas por neutrinos, lo ha vuelto repetir, no sin cierta fortuna, Agustín Fernández Mallo. Lo cual no me parece mal; no está de más que, de vez en cuando, los técnicos se tomen su revancha haciéndose pasar por poetas. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay peores novelas en la historia de la Literatura que las escritas por licenciados en filología. No hay, así mismo, licenciatura en escritura. Hay, me temo, poca revancha. ¿Hace falta hacer una lista de científicos, médicos e ingenieros que hayan escrito grandes obras? Demasiado fácil.

      Eliminar
    2. Lo de la revancha no es "ad personan" es a nivel macro, en relación con la dicotomia científicos/artísticas. Y lo de Benet viene a cuento, y lo de realcionarle a Mallo con él, lo mismo, en la medida en la que pretenden hacer literatura a través de su disciplina profesional. Digamos que no se trata de un ingeniero o un físico que escriban novelas (Baroja que es un dios de las letras, era médico) sino de un ingeniero o un físico que parecen ambicionar la tecnificación del discurso narrativa.

      Venga... un abrazo...

      Eliminar
    3. La nueva de Mallo es un coñacete importante.

      Eliminar
    4. ¿Te ha gustado algo de lo que ha publicado con anterioridad? De todas formas no he leído Volverás a Región, pero estoy seguro de que guarda algo más interesante de lo que tu reseña deja entrever.

      Eliminar
    5. He leído la primera Nocilla y me pareció una castaña. Simplemente esperaba que mejorase. Tampoco voy a comprar el libro, esperaré a que entre en las bibliotecas.

      Eliminar
  4. Desde luego el extracto que has seleccionado es para echarse a temblar. Me recuerda a 'Meridiano de Sangre' de Cormac McCarthy, todo lleno de descripciones del desierto y aledaños con un detalle geológico que causa espanto, pliegues anticlinales por aquí y esquistas de cuarzo por allá. Insoportable, vaya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cormac McCarthy es muy bueno, amigo.

      Eliminar
    2. No tengo queja de 'La Carretera' o de 'No es País para Viejos', pero insisto, a mí 'Meridiano de Sangre' se me atragantó.

      Eliminar
    3. Yo también prefiero La carretera y No es país para viejos, la verdad, y diga lo que diga Harold Bloom.

      Eliminar
    4. "La carretera" me pareció un bodrio escandaloso, una mentira literaria hinchada por los americanos (la película otro tanto). "No es país para viejos" me gustó bastante.

      Eliminar
    5. De acuerdo con "No es país para viejos". El que más me ha gustado de McCarthy.

      Eliminar
  5. Pero entoces, ¿habéis leído 'Meridano de Sangre', que es a lo que iba mi comentario? McCarthy será bueno cuando lo sea, ningún autor es infalible o dicho en neolenguaje económico, rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y a mí me gustó mucho, aunque es un texto diferente, más disperso, más extendido, con menos importancia de la trama, que los otros dos que citas (está más cerca a Suttree, por ejemplo). Pero entiendo que pueda ser un libro que canse a mucha gente.

      Eliminar
    2. Yo no. Leí después "La carretera" y me pareció floja en comparación. No he leído nada más de él.

      Eliminar
  6. He llegado hasta tu blog porque me han parecido interesantes los comentarios que has hecho en el blog de Cibercrítica. A pesar del tufo a sensacionalismo me parece que escribes cosas más o menos interesantes. Te sigo.

    ResponderEliminar
  7. Me parece notar un ánimo perfectamente voluntario de provocar a base de crítica negativa expresada de cierta forma, lo que, independientemente de lo que yo opine, no tiene porqué ser intrínsecamente malo (ni intrínsecamente nada). Compartimos muchos gustos y opiniones, y tanta cabeza cercenada hace que los comentarios sobre los libros que sí te han gustado se conviertan en algo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La provocación no es voluntaria. Si el libro me parece malo, me parece malo, sea quien sea el autor. Muchas reseñas de otros blogs normalmente asumen que el autor es una autoridad (no leen igual a un desconocido que a Borges). Aquí nunca ocurre eso, el autor no es nadie, está a la altura de cualquiera de nosotros, es un humano más. Quizás por eso crees que busco provocar. El estilo quiere ser honesto a la vez que irreverente con el fin de romper esa barrera.

      Estoy de acuerdo en lo otro. Soy consciente de que al reseñar algo positivamente coge más valor por todas las cenizas que he dejado detrás.

      Un saludo

      Eliminar
    2. Y ahí radica la virtud y el fallo; el autor no es nadie, es decir, muchas de las críticas que haces están abstraídas de todo el contexto que rodea al la obra, o al menos así me lo parece. Por supuesto que Joyce puede ser un coñazo y está bien decirlo; su valor histórico como literato es otro, uno que está por encima de que leer Ulises sea difícil o poco entretenido o lo que sea, lo cual no quita, vuelvo a repetir, que esté muy bien decir que es un rollo y no se diga suficiente, aunque a mí en particular sí me guste (no trato de defender a Joyce en particular, sino de poner un ejemplo). En cualquier caso ya te digo que me gusta este blog y que no pienso caer en la demagogia barata de afirmar que pones a caldo a un autor X solo por llamar la atención.

      Eliminar
    3. Estoy de acuerdo, pero piensa que ni a ti ni a mí nos afecta ese contexto histórico. Nosotros tenemos nuestro propio contexto para determinar si ese libro es válido ahora. También podría llegar alguien y defender justo lo opuesto: que el único referente válido para juzgar una obra es el contexto actual, porque es el único que existe para nosotros.

      Por poner un ejemplo, "El árbol de la ciencia" o "Niebla", que me parecen dos libros bastante buenos, son libros anteriores al de Benet y paradójicamente me afectan mucho más como lector en el ahora. No dependen de su fecha de nacimiento para que me impacten. Supongo que al final la calidad de un texto está muy ligada a su atemporalidad.

      Gracias por pasarte.
      Un saludo

      Eliminar
  8. coincido contigo en que su prosa es elegante pero el libro se me cayó de las manos en la página 22....

    ResponderEliminar
  9. ¿Podrían resumirla en un tuit? En esto de la literatura, y en todo lo restante, es para lo más que doy. Si no me divierto me aburro

    ResponderEliminar