17 de febrero de 2014

Alta literatura me dijo un italiano...

La soledad de los números primos de Paolo Giordano.

La clave para escribir un bestseller es ser plano, narrar sin profundidad, exponer las cosas de forma clara, sin voz propia, que la prosa sea lo más neutra posible, así al lector no se le exige nada, sólo tiene que mover los ojos de izquierda a derecha, abrir la boca y consumir el texto, lectores como patos intubados, sobrealimentándose de literatura comercial para que en lugar de sus hígados lo que se hinche sea el bolsillo de los editores. La gente no quiere hacer el esfuerzo de ponerse en la piel del otro, quiere que el escritor deshumanice el texto, que componga una oda a lo genérico, que elimine todo rasgo diferenciador. Todo bestseller exprés (que vende mucho a corto plazo) parece escrito por un robot. Paolo Giordano es un autómata. Ya dijo Andy Warhol años atrás que quería pintar como una máquina y al final sus ideas deshicieron la frontera entre arte y bien de consumo. Desde que aceptamos lata de sopa de tomate como arte la evolución no ha sido hermosa.

14 comentarios:

  1. Aunque no sea un libro que me haya propuesto leer, ni que me llame la atención, he de decir que creo que es la primera opinión negativa que leo; o no me acordaré, el caso es que tiene mucha pinta de ser lo que dices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que la gente que lee literatura de calidad ni siquiera se habrá asomado por sus páginas.

      Eliminar
  2. No he leído el libro pero suscribo lo que dices al respecto de los Best Sellers. Sin embargo los hay (pocos, muy pocos) de cierta calidad. Para que alguien me contradiga, diré , por ejemplo, que la trilogía de Stieg Larsson me parecen 3 buenos libros. Después llegaron los epígonos, como siempre, y a facturar

    Es sugerente eso que dices sobre deshumanizar el texto. Recuerda a Ortega y Gasset. Rafael Reig, en su "Manual de literatura para caníbales", propone una teoría para explicar el porqué de la famosa teoría de la deshumanización del arte que creó el filósofo español, de la que surgió la estética del movimiento vanguardista y de la mayor parte de los poetas del 27: había que destruir toda significación social en literatura y en arte. De ahí la abstracción, el conceptualismoi elitista, los juegos vanos, etc...

    ResponderEliminar
  3. O sea, que de algún modo, los extremos se tocan: deshumnización para las masas / deshumanización para las élites, con el fin de perpetuar las jerarquías sociales y de mantener a raya al pueblo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es interesante lo que comentas. Así da gusto :)

      Eliminar
  4. Pues yo creo que "La soledad..." Es un buen libro. No veo en él escritura plana, sino más bien un cierto minimalismo narrativo que es muy propio de muchísimos buenos autores. Sí que consigue que el lector empatice con los personajes, y eso que los protagonistas son bien difíciles de empatizar.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, creo que "minimalismo" suena muy bonito, es la misma etiqueta en la que se ampara Tao Lin, el nuevo fenómeno de la literatura mundial. Para mí es una excusa (un eufemismo si se quiere), ya que hay autores minimalistas que verdaderamente demuestran su calidad (Bukowski, Fante, Kristof, Hrabal, etc.).

      Eliminar
  5. No uso "minimalismo" como una etiqueta experta, sino como una mera descripción impresionista, y me refiero con ella más a la narración que al estilo. Tengo la sensación de que si el bueno de Paolo hubiera vendido unos 5.000 ejemplares nada más y no se le hubiera traducido, algunos lo podrían considerar candidato a la categoría de "autor de culto"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, te entiendo, pero tienes que reconocer que el término "minimalismo" funciona muy bien como salvavidas.

      Eliminar
    2. Y sobre lo último que has dicho. Si cogí este libro es porque un amigo italiano me dijo que estaba considerado alta literatura en Italia...

      Eliminar
    3. Más a mi favor. Coincido con el italiano, al menos sin exagerar

      Eliminar
  6. El libro lo leí hace tiempo y no me acuerdo de nada prácticamente. Con eso te lo digo todo y no te digo nada ;) Y sí, la lectura fácil para el lector está muy demandada

    Besos

    ResponderEliminar
  7. En vez de "minimalismo" podríamos hablar, ahora que el concepto está de moda, de "austeridad narrativa"

    ResponderEliminar
  8. Tus comentarios no están exentos de lucidez, aunque reservo una objeción a la forma. Como reseña o comentario de una obra particular, me parece que tus observaciones sufren de los mismos vicios reputados al objeto que critica. La crítica empleada podría regir a cualquier otro bestseller.

    ResponderEliminar