20 de enero de 2014

Insuficiente

El paseo de Robert Walser.

Un hombre va paseando, deleitándose con lo que le rodea y compartiendo sus ocurrencias. Prosa atascadiza: "seguí adelante y llegué poco después, caminando tranquilo bajo el suave y cálido aire y sobreponiéndome a la triste impresión que esa extraña figura de hombre o más bien de gigante me había hecho, a un bosque de abetos por el que serpenteaba un por así decirlo sonriente camino, de pícaro encanto, que seguí con placer". ¿Estará mal la traducción? No sé, quizás, pero esa no es la única frase mal construida, hay varias. Aparte de las estridencias en la prosa y el estilo, el autor tampoco muestra una gran capacidad de observación, ni se aprecian reflexiones consistentes, no va más allá de la superficie de las cosas, intenta barnizar el texto con ideas que apenas levantan la patita y no es suficiente.

48 comentarios:

  1. Más le vale no ser demasiado observador (?), porque si no, le pones a bajar de un burro, como a Proust, el paradigma de la observación minuciosa en creación literatura

    ¿Prosa 'atascadiza'? ¿ Y a tí, quién te traduce?

    Toma, lee un poco, que sólo son 3 folios:

    http://cvc.cervantes.es/lengua/hieronymus/pdf/01/01_143.pdf

    ResponderEliminar
  2. No sé qué me quieres decir con el link ese.
    Te contesto poco a poco, minuciosamente.
    - Proust escribe bien pero es monótono.
    - Leí la edición de Siruela. Creo recordar que la portada era amarilla y aparecían los pies de un hombre.
    - La prosa se atasca, no fluye, me tengo que esforzar para leer, como cuando te levantas con legañas y tienes que parpadear varias veces para poder ver con nitidez.
    - Eso es todo.
    - Hasta otra.
    - Hasta otro comentario.
    - Amigo, enemigo, amante mío.
    - Como diría Proust.

    ResponderEliminar
  3. Estadísticamente, condonumbilical está elevando su número de comentaristas. También aparecen más detractores y algún insulto menor. Acaso Condón logre, quizás, la popularidad e influencia de otros blogs que ahora pasan a un segundo plano. ¿Es este un blog literario? ¿Conseguirá, Condón, la atención de los medios de comunicación que, en mi opinión, ya merece?
    Estas y otras preguntas tendrán respuesta en breve y por esta emisora. Sintonicen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué no os ponéis motes característicos? Así podría distinguir los tipos diferentes de anónimos: graciosos, metemierda, aburridos, apacibles, etc.

      Es interesante lo que dices. Creo que llevo algo más de 5 años con este blog y los primeros 4 años no me posteaba nadie. Para que veas lo que me preocupa la popularidad. Además, me he dado cuenta de que la cantidad de comentarios es directamente proporcional a la cantidad de mierda que recibes. Si entrara gente interesante se generarían debates, en cambio...

      Eliminar
  4. Es curioso, leo este blog desde hace bastante tiempo y sólo empecé a escribir comentarios hace pocas semanas bajo consejo de mi loquero particular, que me pedía que interactuara un poco más con el mundo aunque fuera de forma virtual.

    De hecho, hace poco le dije al autor algo así como que "apreciaba la intimidad de su blog" y que por eso me había atrevido a opinar sobre algún texto. Ironías de la vida, esto se ha llenado más que el camarote de los Hermanos Marx.

    ¿Te has planteado moderar los comentarios, Condón?

    En cuanto a Walser, siento decir que lo único que sabía de él era a través de un ensaño de Coetzee en "Mecanismos internos". Apuntado queda informarse más sobre el autor suizo y sus obras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre bienvenido, Jose.
      No me gusta moderar los comentarios, creo que cada uno es libre de poner lo que quiera.

      Un saludo

      Eliminar
  5. Jose, no creo que Condon deba moderar los comentarios. Si lo hace estará haciendo lo que todos, silenciar al que dice cosas que no se quieren oír. Además, no me parece que a él le hagan mucha mella...

    Pero es que a los que no opinan/amos - y me incluyo a veces- como él tampoco deberían, creo ¿Si Proust no le ha gustado y a mí sí, por poner un ejemplo cercano, dejará de gustarme? Mal iríamos ¿no?.

    Por cierto, de Walser léete "Jakob von Guten". A mí me parece una delicia.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo con tu opinión y recibido.

      Saludos

      Eliminar
    2. P.D.: llevo más de 100 páginas de "Bajo el volcán"... la prosa bien, hay detalles de calidad, pero la historia me está pareciendo algo plana.

      Eliminar
    3. Jaja, eso ha sonado a amenaza ; )

      Eliminar
  6. Condón, no moderes nada . Yo discrepo contigo muchas veces, pero coño, no me cambies. El mundo y los libros serían muy aburridos sin gente como tú.

    ResponderEliminar
  7. Sí, tal vez me haya explicado mal.

    Cuando hablaba de moderación me refería a comentarios despectivos o directamente insultos que nada aporten al blog. Estoy de acuerdo en que las discrepancias son lo que le dan vidilla a esto.

    Tomo nota del título, Ire. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, tu eres quien decide lo que es un insulto, lo que es despectivo o positivo. Condón, si lo buscabas, ya tienes al Gallardón de tu blog.

      Y ya sabes, si quieres seguir cosechando seguidores y comentarios, tienes que perseverar con tu estrategia: quemar en la hoguera de tu ignorancia y de tu indolencia las grandes obras de la literatura universal: neofascismo literario.

      Jose, disculpa que no os dejemos solos: no puede ser buena tanta intimidad

      Eliminar
    2. Hablador, aunque me he reído un buen rato con lo de Gallardón (y da mucho juego con lo de fetos malformados/comentaristas), tengo que aclarar que mi pregunta de si Condón se había planteado moderar los comentarios era eso, una pregunta, no una propuesta. Ire y Joaquín se lo han tomado como lo segundo, he querido matizar a qué me refería con la pregunta... En fin, cosas del directo.

      En cuanto a lo de la intimidad, mejor así. Luego viene la endogamia y de ahí a los hijos tontos, un paso.

      Eliminar
    3. ¿Quién quema nada? condón da su OPINIÓN personal -escueta, al grano- y ya está. Después cada uno puede estar de acuerdo o en desacuerdo por los motivos que sean, aunque los argumentos que se profieren aquí brillan por su ausencia, en la mayoría de casos.

      No me gusta. Considero que tal y tal. Fin.

      Eliminar
  8. Siguiendo el hilo al tema de los comentarios de los blogs en general, es realmente significativo el aumento de comentarios cuando la polémica se torna soez; eso habla de la necesidad de desahogo no canalizado, y de la extrema sensibilidad de la sociedad actual, donde se condena y se santifica con igual rapidez y muchas veces, sin razones suficientes.
    En un mundo cada vez más censor y juez, internet y la vida virtual ofrecen un sinfín de posibilidades para quedarse a gusto sin consecuencias, algo que, por lo que se ve, hace mucha falta.
    Serenidad.

    Billy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder Billy, tu prosa fluye, tus ideas rebosan pensamientos verdaderos y me siento incapaz de rebatirlos....por favor te lo pido, si tienes blog dame la dirección porque te seguiré para siempre y a muerte...

      Eliminar
    2. Billy, gracias por aportar algo en una dirección positiva, o por lo menos, reflexiva. Te doy la razón.

      Gracias

      Eliminar
  9. Me pregunto por qué a las personas nos molesta que las demás personas sientan emociones negativas con respecto de lo que a nosotros nos genera emociones positivas. Cogemos cariño a los libros como si fueran nuestros hijos, y nos ofende personalmente que otros no los vean igual de guapos. "Si no compartes mi criterio, es que eres tonto". ¿Eso es impulsivo o es que para algunos Internet es como un meadero?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, Bonancible, diría que no es exactamente eso. Cuando Condon dice lo que piensa - normalmente malo - sobre muchos de los libros que lee porque son "novedades" o porque casi todo el mundo habla de ellos, casi nadie dice nada, excepto seguramente el autor o sus amigos y familiares. Bueno, eso no es ya nada nuevo, por suerte, desde hace algún tiempo, que si miramos un poco hacia atrás era bastante impensable. Por lo tanto, yo diría que hemos ganado algo con el tiempo.

      La auténtica novedad, sin embargo, viene introducida por su crítica a "los clásicos". Aquí está Condon levantando otra clase de ampollas, mucho más interesantes, por cierto, tenga razón o no. Poner en tela de juicio consensos amplios e indiscutibles -guste o no- siempre es interesante. No me parece malo cuestionar los consensos, aunque solo sea para reafirmarlos.

      Eliminar
    2. Ya, pero esas "ampollas" vienen no tanto porque una obra "consagrada" le guste o no, o pueda cuestionar precisamente esa supuesta "excelencia" aceptada (o no cuestionada) ya por todos, sino porque él mismo reconoce que ha leído 20, 40 ó 100 páginas, como mucho y desde ese conocimiento insuficiente y desdeñoso hace su dictamen 8aparte de que este dictamen también es bastante cuestionable, en muchos casos, y al menos para mí). Tal vez no lo sea, pero suena de lo más prepotente...

      Eliminar
    3. Bonancible, el anonimato es como una borrachera que te desinhibe y te permite llegar a lugares a los que nunca llegarías sin ella.

      Estoy contigo Ire. Por cierto... lo siento, pero he dejado "Bajo el volcán" en la mitad, ya estaba empezando a forzar la lectura. Cuando he visto que la mujer empezaba a recriminarle al Cónsul lo del alcohol por vigésimo tercera vez consecutiva, he decidido abandonar. ¿No tendrás unas palabras de aliento para que continúe la lectura? ¿O algún detalle en el que no haya caído? ¿Quizás alguna golosina literaria que ronde por el final?

      Eliminar
    4. Anónimo 3, leer sólo 20 páginas de un libro no es algo que sucede sin motivos.¿Prepotencia?

      Os invito, sinceramente, a que me mostréis con argumentos (no con insultos) por qué estoy equivocado, y a lo mejor hasta aprendemos todos algo.

      Eliminar
    5. Vaya. Pues te lo digo con toda sinceridad, lamento que no te haya gustado.

      No, lo siento, no hay golosina en este libro. Es simplemente un lento descenso al infierno, sabido, consciente y buscado. No hay nada más, lamentablemente.

      Bueno, a ver con otra.

      Eliminar
    6. Hay recursos literarios interesantes y digresiones bastante creativas, ¿pero no se te hizo repetitivo y algo plano? Creo que la historia no tiene demasiada riqueza.

      Eliminar
    7. Bueno, piensa que él mismo era alcohólico. A mí me resultó sumamente interesante esa especie de "justificación" presente en todo el relato, que viene a decir "dejadme en paz, coño, ¿no veis que no quiero salir de aquí?" dentro de la apatía más absoluta del protagonista. Yo lo interpreté como un efecto buscado dentro de la enorme verosimilitud de la historia, inexplicable para alguien que no sea un toxicómano. Pero es mi percepción, por supuesto.

      Eliminar
    8. Es más, para mí representa en cierto modo la antítesis de Bukowski, que muestra más la cara "tierna" del borrachuzo. Lowry, en cambio, es pura destrucción inútil.

      Eliminar
    9. Estoy de acuerdo con lo que dices en ambos comentarios. Se ve cómo el personaje se aísla a través del alcohol y no quiere que le saquen de ahí y acepta de alguna manera su destino, pero creo que el autor en sus ganas de enfatizar esa "soledad de borracho" cae demasiado en la repetición y tampoco presenta acciones variadas. Como si sólo jugara con dos o tres colores en vez de utilizar una paleta más rica.

      La comparación que haces con Bukowski es muy interesante. Creo que Lowry es más profundo, más elaborado, pero Bukowski resulta más efectivo, golpea más.

      Eliminar
    10. ¿Ves? Eso es lo realmente interesante para mí. A ti te parece que Bukowski golpea más, y a mí Lowry me dejó completamente KO por no darme ni siquiera una razón para entenderlo.
      Bukowski es alcohólico por problemas personales de autoestima. Lowry no he llegado a saber nunca por qué lo era. Es lo que realmente me descoloca de Bajo el volcán. Pero me parece interesante comparar tus percepciones con las mías. Por eso te voy leyendo.

      Eliminar
    11. Más allá de las biografías (que veo que las tienes muy en cuenta a la hora de analizar la obra), ambos son relatos principalmente humanos. Partiendo de ahí, para mí Bukowski presenta una prosa fría y directa que llega sin contemplaciones, el ser humano se desnuda, no hay filtro entre él y el lector, y eso genera cierta concentración, sin embargo, Lowry es más retorcido, hay oscuridad entre el personaje y el lector, por eso quizás me llega menos, porque ese oscurecer el destino individual, si no es muy preciso, difumina la intensidad de los acontecimientos y reduce la concentración, pierde enfoque. Creo que "Bajo el volcán" tiene partes poco prácticas, hay cierta dispersión y creo que la intensidad suele ir de la mano de un enfoque concentrado (véase Thomas Bernhard). Creo que las digresiones quieren dar color a la narración (a falta de situaciones significativas), pero lo que consiguen es suavizar la intensidad del alcoholismo del personaje.

      De todo esto sale la reseña :)

      Espacio publicitario:
      Se buscan anónimos que se asemejen a Ire para poblar el blog de comentarios interesantes.

      Eliminar
    12. No, no me interesan nada las biografias, solo lo qur se deduce de ellas en los textos de cada autor. Me gusta que no sean demasiado explicitos en eso. Pierde interes cuando todo es demasiado diafano, creo.

      Seguro? : )

      Eliminar
    13. Si escribieses las entradas como escribes últimos comentarios me tendrías a tus pies.
      Por cierto, tu alias, y el mío, y el de todo el mundo en internet es tan anónimo como cualquier anónimo sin alias. Tú te camuflas tras un condón, y yo tras un muerto.

      Me ha gustado el debate que te has traído con Ire

      Eliminar
    14. Si el libro tiene cositas y soy capaz de verlas, las reseñas son así. Si el libro ofrece pocas cosas, las reseñas suelen ser más vagas.

      Bueno, en realidad podríamos decir que no somos anónimos pues se puede relacionar un contenido con un nombre, es decir, tu identidad la definen los contenidos que produces. No por conocer su aspecto alguien deja de ser anónimo. Si te digo que me llamo Pedro Sánchez y pongo mi foto, ¿dejo de ser anónimo?

      Me alegro de que puedas ver pequeños brotes verdes en este blog :)

      Eliminar
  10. El payo deja "Bajo el volcán " a la mitad porque sehabla demasiado de alcohol y todavia pide que razonemos las criticas a sus sentencias sumarísimas...vale, pues usted mismo.
    "Bajo el volcán" no necesita justificación alguna y da lo mismo si habla del alcohol,de la droga o de la adicción a los petit-suisses. Es una novela tan bien escrita que parece como si Dios Padre se hubiera transmutado en la ginebra que se bebió Lowry mientras la escribía Todo lo demas es tontería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respeto tu opinión. Tampoco he dicho que escriba mal.

      Eliminar
  11. "Bajo el Volcán" es literatura efectista que coquetea con el tremendismo. Soy cónsul, soy burgués, soy borrachuzo, mi chica es un pivonazo de infarto y yo soy guay. ¡Ay, ay, ay... guay, guay, guay!.

    (A ver si cualquier día de estos le dedico un post ex profeso al asunto, este, un poco petardo, de la literatura efectista).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julian, desde el cariño, creo que deberías leer twits, telegramas, o noticias de agencia. La literatura, por definición, es efectista, como tú dices. Sin recursos, sin figuras, sin estilo, sin redudancias, sin aliteraciones, sin metáforas, sin comparaciones, sin drama, sin conflictos, sin símbolos, sin paranomasias, sin oxímorons, sin hipérbatones... sin efectos no hay literatura. Hay palabras, información, que también es útil, pero para informar, no para crear belleza, no para conmover, no para emocionar, no para sugerir, no para hacer literatura

      Eliminar
    2. De acuerdo contigo. Pero no se debe de notar. O no, tanto... por lo menos. ¿Has oido hablar de la expresion "cantearse"? Supongo que sí. Pues eso, que Lowry, se cantea demasiado para mi gusto.

      Abrazos!

      Eliminar
    3. No se debe notar el andamiaje, como a vaces dice Rafael Reig, pero si escondes el resultado, para qué narices te has pringao con el cemento y con la paleta.

      Lowry tuvo una existencia un tanto convulsa, y en esta novela está presente su tormento, su alma desparramada. Por eso es una obra auténticamente poética. Hay novelas que van más allá de los ejercicicios de narración ficcionales y por mucho que se hayan elaborado en prosa, son pura lírica, porque en realidad son catárticos, porque desvelan las profundidades del alma del autor y ,por extensión, del ser humano

      Eliminar
    4. Pobrecito Hablador, creo que confundes "efectismo" con "recursos estilísticos". Entiendo como "efectismo" aquello que quiere producir un efecto gratuitamente, sin preocuparse del porqué.

      Esto se ve muy bien en arquitectura, por ejemplo en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia (Santiago Calatrava), donde hay ciertas partes en las que predomina el efecto estético sobre la funcionalidad. Un buen arquitecto junta la estética y la funcionalidad sin que se note, haciendo que la forma sea esclava del contenido.

      De todas formas, personalmente, no he apreciado ese defecto en Lowry.

      Eliminar
    5. Depende de lo que cada cual entienda por efectismo, por supuesto. Si por "efectismo" se entiende todo el ropaje metafórico de la obra (el sol, el calor, el polvo, los muertos, la nada) sí, es tremendamente efectista. A mí me parece más bien "onírica", pero ya es cuestión de conceptos. Y creo que todo, absolutamente todo, está concebido para llegar a un fin. No vi ni un solo detalle aleatorio ni prescindible en esa obra. Pero igual se me pasó por alto, que no digo que no.

      Eliminar
  12. Y me ha hecho mucha gracia lo del "tremendismo", Bluff ¿De dónde lo sacas? ¡Si es minimalismo puro!

    ResponderEliminar
  13. Voy a hacer trampa contigo, Ire. A ver... cítame a un autor inglés de la primera mitad del siglo XX que sea más tremendista que Lowry. ¡Joder si hay párrafos que parece Valle, si hay escenas que recuerdan a imágenes de las pinturas más negras de Solana!. En un país tan poco dado al tremendismo como Inglaterra, en una literatura tan poco dado a la lúgubre como suele serlo la británica, géneros aparte, Lowry está hecho un tremendista de mucho cuidado. Solo retrata una cara, la oscura, la de "los molones", de la realidad. Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ummm... tiene su qué tu comentario. Te iba a decir que Austen - ya, no es del XX - me parece más "tremendista" pero no, tienes algo de razón.
      A ver.. Poe? - ya, tampoco-. Wilde? - no, y no era inglés - Durell? Durell algo, no?
      Me parece que lo que te pasa es que te cae gordo el cónsul... Que iba todo el día pedo, hombre!
      Besos

      Eliminar
    2. Como yo. Y, en cambio, me caigo cojonudo. ;-)

      Eliminar
  14. Jajaja!
    Conste que entiendo en parte tu "manía". Es cierto que es un poco la obra "fetiche" de mucho snob, pero eso no debería afectar a la percepción de su calidad literaria, creo ; )

    ResponderEliminar