24 de noviembre de 2014

Un marciano

Bajo el signo de Marte de Fritz Zorn.

Por culpa de su familia, que abrazó la hipocresía de la sociedad burguesa suiza, su infancia y su adolescencia le causaron tantos males que con apenas 30 años ya padece cáncer (murió a los 32). El autor describe sus vivencias en primera persona desde un presente en el que ya está enfermo. Justifica su enfermedad encadenando acontecimientos del pasado, traumas y comportamientos, de forma que los lazos causa-efecto resultan bastante verosímiles y de bastante profundidad introspectiva. Describe su infancia/adolescencia como una etapa en la que se dejó llevar por los valores de su familia: no participar, no juzgar, excluirse, tratar lo complejo como algo extremadamente complicado, el sexo como algo malo, etc., para así no ponerse al descubierto, no ser juzgado por la sociedad y mantener cierta superioridad sobre los demás. Resumido metafóricamente por esta cita: "para no ensuciarnos, no tocábamos absolutamente nada". Su diagnóstico sobre sí mismo parece decir que reprimió su identidad en su infancia, debido a las presiones de su familia, y eso explotó en forma de cáncer, ya que la personalidad de Aries suele ser bastante fuerte (una pasividad vital mortífera para un ser con una energía que requiere tanta actividad). Cita: "todas las lágrimas que no había llorado y no había querido llorar durante mi vida se habían amontonado en mi cuello y habían formado ese tumor porque no habían podido cumplir con su verdadero destino: el de ser lloradas". Este libro es un claro ejemplo de cómo una obra literaria, autobiográfica, puede ser útil para entender una enfermedad. Después de su lectura queda claro que los factores emocionales son determinantes a la hora de desencadenar una enfermedad. Muchas gracias a los que me lo recomendaron. Buen libro.

45 comentarios:

  1. Por una vez vamos a estar de acuerdo.
    Sin embargo, el inicio de tu entrada no es cierto:
    "Por culpa de su familia, que abrazó la hipocresía de la sociedad burguesa suiza, su infancia y su adolescencia le causaron tantos males que con apenas 30 años ya padece cáncer".

    Las causas del cáncer són las que son, puramente biológicas. La pésima relación con sus progenitores no es la causa del cáncer de nadie. Kafka murió de tuberculosis, pero no se lo causó su padre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú puedes tener tu opinión, pero no la antepongas a las evidencias del texto. De alguna manera Zorn lo que intenta decir es que el factor emocional fue importante a la hora de desencadenar la enfermedad (aparte del tema biológico, obviamente). No me he inventado nada y además estoy totalmente de acuerdo con él.

      Eliminar
    2. Es una metáfora Condón, es una metáfora

      Y ten cuidado no vayas a caer en manos de una nueva tendencia de la pseudomedicina que dice, ni más ni menos, que el corazón tiene neuronas,que si fumas pensando en Dios no es malo, o que uno cae enfermo cuando vive en un ambiente relacional inestable o negativo

      Eliminar
    3. Independientemente de lo que se dé en ciencia, lo que queda claro en el libro es que el autor sí encuentra una relación psicosomática para entender su enfermedad, si es del libro de lo que aquí se está hablando.
      Para mí, un libro único. El hilo que señalas es probablemente el principal, pero hay una riqueza de temas y reflexiones a lo largo del texto que lo tocan todo.

      Eliminar
    4. Estoy de acuerdo. Es un libro único, y diría que de obligada lectura.

      Que hay una relación entre la enfermedad, sus causas, y el entorno familiar del autor está claro, pero es puramente poética, recursiva, literaria, artística,con un resultado demoledor para el lector y catártico para el poeta. (Porque Zorn es un poeta. Su obra es lírica, porque habla de su sufrimiento real, en primera persona)

      De ahí a decir o afirmar sin más matices que el autor confirma en su libro que padeció cáncer debido a la hipocresía de su familia va un trecho. Vamos, digo yo.

      Eliminar
    5. Hablador, creo que eres excesivamente romántico. Me temo que aquí no es un recurso poético, es lo que realmente piensa y siente. Y no creo que nosotros estemos autorizados a cuestionar la validez de su punto de vista o a creer, en tu caso, que es una literaturización poética. Es lo que es, no hace falta hacer malabares interpretativos.

      Eliminar
    6. Totalmente de acuerdo contigo Pop. Hay una introspección muy aguda que toca varios campos.

      Eliminar
    7. En literatura nada es lo que es. Un lector tan compulsivo como tu debería saberlo.
      Yo como lector estoy autorizado a lo que me dé la gana. Yo soy soberano frente al libro. Tu "es lo que es" no es más que el reflejo de un lector tirano, algo superficial, incapaz de llegar más a allá de la letra impresa.

      Y sí, soy romántico, pero no en el sentido que tu crees, no en el sentido que tu le otorgas . Cuando utilices un término en el marco de una discusión literaria deberías saber qué puede significar.

      Por cierto, un poco de romanticismo te ayudaría a disfrutar un poco más de las lecturas y a entender un poco mejor este arte

      Eliminar
    8. Tú eres libre de interpretar lo que quieras, todo el asunto de la "estética de la recepción" ha pronunciado más ese relativismo... otra cosa es que leas mal un texto, que es lo que estás haciendo. Hay muchas evidencias en el texto que hacen obvio que su enfoque es más realista que poético, más una vivencia que un recurso estético. Pero tú a lo tuyo, nadie te va a sacar de tu ego.

      Siempre faltando al respeto... Pues resulta que este año estoy muy concentrado en el tema del Romanticismo... Kant, Schiller, Herder, Fichte, etc., creo que algo de información manejo.

      Gracias por el consejo, me conoces a la perfección.

      Eliminar
    9. Tienes razón. Me he pasado con los juicios de valor con respecto a ti. Disculpa

      Eliminar
  2. Queda claro? qué queda claro? será para ti porque más allá mira que me cuesta llegar a una conclusión parecida. Ni por asomo.

    Tu criterio sobre libros suele ser inmaduro y pueril pero esa conclusión es sencillamente desternillante y absurda. Ahora entiendo de dónde provienen tu opiniones: de la pura falta de conocimiento y reflexión, woalá.

    Ten cuidado, victimizar las enfermedades suele ser la causa de culpabilizar al enfermo, el siguiente paso a otorgar a la enfermedad, la que sea, un carácter mágico y ajeno al cuerpo. Espero que nunca tengas que pasar por algo parecido que te obligue a caer en la cuenta de tu tremenda ignorancia.

    Es que no doy crédito... puff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dices "otorgar a la enfermedad, la que sea, un carácter mágico y ajeno al cuerpo". Es que las emociones (y lo racional si quieres) no son ajenas al cuerpo.

      En muchos casos será puramente biológico, pero en muchos otros hay factores emocionales de por medio. Puedes informarte y ver que hay estudios que van en esa dirección.

      Eliminar
  3. Este no lo dejo escapar, me llama mucho lo que nos cuentas de él y es ya un incentivo que te haya gustado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es uno de los mejores libros que he leído sobre una enfermedad y la muerte.

      Si te interesa el tema muerte-enfermedad aprovecho para recomendarte "Ruido de fondo" de Don Delillo.

      Eliminar
  4. Podéis leer esto https://cancerunarevolucion.wordpress.com/2013/04/15/las-emociones-y-el-cancer-i/, da bastantes nombres y se pueden rastrear las fuentes.

    ResponderEliminar
  5. No deja de ser lamentable que a estas alturas del S.XXI haya que seguir poniendo de manifiesto la interacción mente-cuerpo en el desarrollo de las enfermedades. Por cierto, totalmente de acuerdo contigo en la reseña, un libro descorazonador pero imprescindible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además, si dices que es así te insultan, como puedes comprobar.

      Eliminar
  6. Por eso, porque estamos en el SXXI lo que es lamentable es comprobar cómo se sigue prestando oídos a charlatanes y teorías disparatadas no apoyadas en comprobaciones ni sistematizaciones científicas que recuerdo que al hablar de estos temas deberían ser la única vía válida.

    Así mismo informo que el término "emoción" se ha convertido en la palabra talismán y cajon de sastre para un montón de palabrería seudocientífica que no conduce a ningún lado, al menos ningún lado con sentido. Que existan estudios que traten de paliar este vacío, y muchos otros en el mundo de la neurociencia, no les infiere calidad de veracidad. no al menos aún, el trecho a recorrer es muyyyy largo aún.

    Yo no niego ni afirmo la capacidad de interacción entre cuerpo y mente, entre otras cosas porque para la Ciencia no existe tal diferenciación, de ahí la confusión a la que puede conducir todo esto. Sólo falta que me salgáis con la existencia del alma y fijo que ésta, mi alma desalmada, se descojonará hasta conseguir que sus átomos se desbaraten.

    Y nada más. Creo que el problema, insisto, es la ignorancia y la falta de conocimiento sobre Ciencia y sus métodos. Y me temo que también, por lo que he podido leer, sobre los términos y su taxonomía (toma ya palabro! lo siento pero es que es el adecuado)

    Dicho esto, allá cada cual con sus creencias pero sed consecuentes y no usadlas con más fundamento que un dogma de fe. Y ahí si que no tendré nada que decir porque ya se sabe, para eso está la fe y no el conocimiento.

    Saludos al ruedo y lamento la extensión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy respetable tu opinión.

      Mi opinión: también considero ignorancia CREER que la única vía de conocimiento es la ciencia.

      Eliminar
  7. Anónimo, más explícito imposible.

    Para complementar loq eu dices, algunas citas de Bruce H. Lipton, unos de los tantos gurús de este timo que prolifera y que es la neurociencia al que El Periódico y La Vanguardia le han dedicado nada menos que más de una contraportada en las personas de varios de estos personajillos (!!!!)

    "El ADN es controlado por señales que vienen desde fuera de la célula, incluyendo mensajes energéticos de nuestros propios pensamientos, tanto los positivos como los negativos."

    "Los estudios que empecé hace cuarenta años demuestran que las células cambian en función del entorno, es lo que llamamos epigenética. Epi significa por encima de la genética, más allá de ella."

    Y el remate final. Atención:

    "Según el entorno y como tú respondes al mundo, un gen puede crear 30.000 diferentes variaciones. Menos del 10% del cáncer es heredado, es el estilo de vida lo que determina la genética."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece muy interesante y no creo que vaya mal encaminado. Eso encajaría muy bien con la astrología (con la cual he experimentado durante casi 10 años y te puedo garantizar que es un factor muy relevante en la personalidad humana).

      Verás como tarde o temprano, a lo mejor ni tú ni yo vivimos ya, descubrirán que la energía que nos rodea (planetas, estrellas, agujeros negros, etc.) moldea la estructura de nuestro cerebro cuando nacemos. El desarrollo de esa estructura base depende de cómo el individuo la maneja a lo largo de su vida. No me atrevería a decir que los factores biológicos y genéticos dependen de esas fuerzas externas, pero sí que pueden producir alguna variación.

      Eliminar
    2. Más allá de todo esto, no creo que exista el concepto de interno-externo, más bien habría que hablar de un todo. Es decir, no es que haya energías externas que modifiquen nuestro interior, es que nosotros pertenecemos a ese "exterior", somos el mismo organismo.

      De alguna manera, al nacer absorbemos las energías del momento (geometría planetaria, etc.), es ese momento en el que se encuentra el todo, el organismo, el que determina nuestra base de personalidad. Pero sin descartar la importancia de lo biológico y/o genético. No se trata de blanco o negro, sino de la unión de las dos.

      Eliminar
    3. Ahora entiendo la interpretación literal que haces del libro

      Eliminar
    4. Sacado de aquí http://fr.wikipedia.org/wiki/Mars_(essai_autobiographique) en francés: "Il y affirme que son cancer est d'origine psychosomatique, son éducation étant cancérigène, et affirme avoir été « éduqué à mort".

      Eliminar
  8. http://www.scientificamerican.com/article/does-stress-feed-cancer/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que estais haciendo una mezcla un poco extraña entre ciencia y paraciencia de la que sale beneficiada ésta última. El artículo que referencia Ire no tiene nada que ver con la astrología, ni con la neurociencia, ni con la influencia de energías cosmológicas, ni nada por el estilo

      Eliminar
    2. Bueno, con las neurociencias bastante. Las investigaciones en curso tienden a demostrar que el cerebro, un órgano más pero la CPU humana, es el responsable de nuestros sentimientos y, por lo tanto, de las reacciones químicas que se derivan de ellos. Es decir, las percepciones que obtenemos a través de nuestros sentidos son procesadas por nuestro cerebro, que si bien siguen un patrón general para todos los seres humanos, se comporta de forma muy diferente en función de los condicionantes ambientales a los que hayamos estado expuestos desde el nacimiento.
      De astrología no hablo, porque no tengo los más mínimos conocimientos, pero quien tenga indicios para considerar que puede formar parte de esos "condicionantes" no seré yo quien lo niegue, precisamente porque no tengo ni idea.

      Eliminar
  9. Detrás de todo ese discurso neurocientífico se esconden timadores sin escrúpulos, remedos de chamanes, sectas, negocio editorial, tipos/as que bordean con su actividad la delincuencia porque hacen daño a las personas desesperadas que caen en sus patrañas. Sé de lo que hablo, te lo aseguro
    ¿Sabes que hay dentro de esta linea pseudocientífica quienes afirman que el corazón tiene neuronas y que si fumas pensando en Dios no es perjudicial?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, Hablador, como en todas partes. Pero también hay gente muy rigurosa, dedicada plenamente a la investigación, que está abriendo todo un mundo de posibilidades en un montón de campos con aplicaciones directas en todas las actividades del ser humano, tanto las voluntarias como las no voluntarias o las consideradas puramente 'orgánicas'.

      Mira, esto es como si vas al traumatólogo porque te has roto un brazo y ya que estás, como es médico, le comentas que te duele la cabeza. Lo máximo que hará será recetarte un ibuprofeno, simplemente porque no es su especialidad. Ese es el planteamiento de la medicina antigua, la superespecialización, que ha conducido a dejar de considerar el cuerpo humano como un conjunto, que es lo que es al fin y al cabo, y no una suma de sus partes, como hasta ahora.
      Y también sé un poco de qué hablo.No mucho.

      Eliminar
  10. Uffff, mammma mía!!

    En fin, sin ahondar más alla porque es imposible con alguien que asegura la realidad de la astrología (no daba crédito a lo leído, pensé que hablabas de astronomía y que te habían bailado las letras, qué ingenua e ilusa puedo llegar a ser, ya ves, a pesar de todo) te recuerdo que en la ciencia no es necesario CREER (por extraño que te resulte este hecho, ya), sólo hay que esperar a que algo sea demostrado para llegar a afirmarlo taxativamente. Que era a lo que yo me refería... y creo que también Ire al hablar de investigaciones (si no lo he entendido mal que a veces la brevedad de este medio induce a confusiones y más en temas espinosos y ambigüos como este). Investigar es abrir puertas y no cerrarlas. Y de momento apenas tenemos pequeñas rendijas, pequeñas, pequeñas, en neurociencia. De ahí que en ese vacío se cuelen los malos aires con tanta facilidad, como dice Hablador.

    Pero contigo, este resulta un debate sin ningún sentido, de verdad, Condon. Yo sólo trataba de evitar que alguien, un enfermo de cáncer por ejemplo, se sienta insultado al leer la barbaridad que tú, tan pichi, asegurabas. Pero oye, allá tú, vivimos en un mundo así de raro donde la gente considera normal hablar de aquello que ni por asomo vislumbra y afirmar idioteces de un calibre más que considerable, apoyados por no sé sabe qué carencias en su formación. En tu caso y en este ámbito ya te informo que todas las carencias del mundo.

    Y luego una se asombra del auge del creacionismo, joer! cómo para que no suceda con toda facilidad...

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, por supuesto, yo hablo de investigación, rigurosa y científica, y las neurociencias todavía están en pañales. Lo que ocurre es que con alguna frecuencia la espiritualidad, o la filosofía mejor dicho, acaban coincidiendo en algunos de sus resultados, una a través de la intuición y la otra a través de la experimentación. Saludos.

      Eliminar
    2. Anónimo, te pongo el comentario otra vez a ver si lo entiendes: "considero ignorancia CREER que la única vía de conocimiento es la ciencia". Remarco "CREER QUE LA ÚNICA VÍA DE CONOCIMIENTO...".

      Insisto, hablo desde la investigación personal, la astrología funciona. No trabajo en Cambridge o en Oxford, pero te aseguro que es importante. Llámalo "energías" si la palabra "astrología" te echa para atrás. Es muy fácil descartar algo sin comprobarlo.

      Lo que he afirmado sobre el cáncer está en el libro, lo afirma una persona que murió a causa de la enfermedad.

      Eliminar
    3. Para que veáis un poco el grado de "finura" experimental del que estoy hablando, un caso, concreto y, éste sí, plenamente demostrado gracias a las investigaciones en neurociencia. El momento del nacimiento viene determinado por el grado de madurez cerebral del feto, que libera una serie de hormonas que, a su vez, actúan sobre el cerebro de la madre para que desencadene todas las reacciones químicas necesarias para el parto. Pero ese tiempo de madurez tiene un margen de hasta tres semanas aproximadamente en bebés perfectamente sanos. La pregunta es ¿qué factores determinan ese tiempo de madurez? Y parece que no tienen nada que ver con factores genéticos y sí ambientales.

      Y lo que quiero decir con esto es que si nuestro cerebro es capaz de "decidir" el momento de nuestro nacimiento, ¿qué no será capaz de hacer? ¿qué situaciones, energías, o como queráis llamarlo, pueden tener una influencia directa en su comportamiento?. No sé a vosotros, pero a mí me parece un ámbito de investigación apasionante, con unas repercusiones todavía impredecibles pero seguro que sorprendentes. Saludos.

      Eliminar
  11. Me temo condón que estoy con los demás: deberías confiar más en la ciencia y en la medicina occidental.
    Por otro lado, comprendo que hay gente que tiene una especie de "apetito" espiritual (unos con más y otros con menos) y que le sirve a la gente a afrontar las vicisitudes de la vida de un cierto modo, sin embargo no creo que sea sano dejar que dominen otros aspectos de tu vida, por ejemplo: me parece estupendo que ante una enfermedad una filosofía de vida te ayude a llevarla con estoicismo o incluso como un reto a superar, pero aplazar una operación porque los planetas no están convenientemente alineados o rechazar un tratamiento porque en un libro sagrado escrito hace 2000 años hay un pasaje ambiguo que lo prohibe son chorradas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Puedes indicarme dónde he dicho que no confío en la ciencia o en la medicina occidental?

      ¿Por qué tenéis que polarizar a las personas? O soy espiritual o racional ¿no? Entiendo que para organizar la realidad es más fácil, pero es un error. ¿No es posible ver el mundo como un todo, sin necesidad de disociar o polarizar las cosas?

      Conocerás el ejemplo, pero es cierto que antes cuando había luna llena no se hacían operaciones serias porque este fenómeno altera los fluidos y hay mayor riesgo de desangrarse. De hecho, las estadísticas dicen que en luna llena hay más violencia y se cometen más crímenes. El dinamismo de la sangre...

      Estoy de acuerdo en que hay chorradas, véase los horóscopos de los periódicos, los que salen en la tele vendiendo humo, etc., pero aquí estoy hablando muy en serio. La energía es muy importante.

      Eliminar
    2. Es cierto que no has dicho explícitamente que no confies en la ciencia o la medicina, procuraré restringirme exclusivamente a lo dicho por ti:
      1.- "antes cuando había luna llena no se hacían operaciones serias porque este fenómeno altera los fluidos y hay mayor riesgo de desangrarse"
      1.- Es cierto, al parecer, que han hecho estudios sobre la influencia de las fases lunares con la tensión arterial y la densidad de la sangre, pero ninguna concluyente. Lo que sí que es demostrable es que a ciertas personas, al llegar la hora de dormir, le cambia la presión arterial, pero todo ello debido a procesos fisiológicos relacionados con el sueño y vigilia, y no a la posición/energía de ningún astro.
      Lo que si he encontrado interesante es que la luna llena sí afecta al sueño, tanto en humanos como en ratones, produciéndoles a ambas especies que duerman menos tiempo y concilien el sueño más tarde. Quiero mencionarte esto porque te ofrezco una explicación que me parece más probable que energías astrales: selección natural. Al llegar la noche salen a cazar los depredadores nocturnos, al haber luna llena y más luz ambiental, favorece al cazador, la presa que duerma menos durante los periódos de luna llena tiene más posibilidades de sobrevivir frente a otro sin esta adaptación. Te menciono esto porque me lleva al otro argumento que comentas...
      2.- "las estadísticas dicen que en luna llena hay más violencia y se cometen más crímenes."
      2.- ... los estudios hecho en España que he encontrado respecto de este dato lo desmienten. El único que he encontrado que lo confirma se ha realizado en la India. Mi explicación: por la noche salen los ladrones, mangantes, atracadores, etc. Salen de noche, porque hay menos luz y favorece la huida, de nuevo, si en luna llena hay más luz ambiental por ser luna llena en lugar de noche cerrada, es más probable que sean vistos, provocándose enfrentamientos que causen heridas, muertos, etc. Me parece más razonable esto que cualquier fenómeno cósmico influya en el carácter de las personas.
      Enlaces que he usado:
      http://www.teinteresa.es/salud/Puede-realmente-Luna-modificar-salud_0_1102089925.html
      ---
      http://www.seme.org/area_seme/actualidad_articulo.php?id=578

      Eliminar
    3. Poncio, tú tienes tu opinión, acompañada de alguna justificación racional, y es muy respetable y válida. Posiblemente tengas razón y no existan estudios concluyentes al respecto. Tampoco importa. No intento convencer a nadie, ni necesito estudios que demuestren científicamente lo que percibo por otros medios. Simplemente creo que conocer la astrología (o tener en cuenta las energías planetarias) es relevante para el ser humano. Una lástima que no todo el mundo se dé cuenta.

      Te invitaría a que leyeras algo sobre astrología, aunque la tarea es ardua, la curva de aprendizaje es dura y aun leyendo mucho sigue siendo algo muy complejo. Al principio yo tampoco creía en ello, pero como suelo optar por ser un ignorante con conocimiento de causa, comprobé el tema para descartarlo (igual que leo libros que intuyo malos para asegurarme de que mis prejuicios son correctos y que no estoy siendo prejuicioso). Pero sucedió lo contrario, poco a poco me fui dando cuenta de que funcionaba.

      Eliminar
  12. Una cosa, la alusión a los Aries figura en la novela o es cosa tuya. Si se trata de lo primero, le concedo poco "valor" a la novela; si es lo segundo, es tu capacidad crítica (que yo tenía muy en cuenta) la que se va por los suelos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El signo de Marte es Aries. Está ya en el título.

      Eliminar
  13. Ire, lamento disentir de nuevo, no en el fondo de tu argumentación que podría ser válida de no usar términos como "energía", otra vez un palabro talismán que no dice nada, al igual que hablar de capacidad de decisión del cerebro, como si éste fuera un órgano independiente con superpoderes.
    Con esa línea de pensamiento también se podría decir que los globulos blancos "deciden" cuando atacar a una bacteria o a una célula mutada... y? a qué conduce eso? son los globulos blancos entes independientes? y lo que parece el trasfondo de lo que me contáis, me da a mí... con conciencia? con alma, con un hálito divino al fin y al cabo? en cualquier caso con un "algo" llámese x, que no podemos definir? pues si no puedes definirlo ten paciencia y espera, no apresures respuestas ni expectativas. Y coño, no lo definas!

    La neurociencia está en pañales, insisto, y eso significa que quedan muchas historias apasionantes por descubrir, o no... pero hasta entonces de veras, lamento ser pesada, dejad de dotar de conciencia y misticismo al cerebro ni a nuestro cuerpo.

    En cuanto a ti, Condon, acabo de leer que 12 millones de estadounidensese están convencidos de que Obama es un reptil. Les sucede como a ti, no lo han estudiado en ningún lado como Cambridge o similar ( verás, se llaman universidades y se diferencian de los chiringuitos sí, en el método a seguir y que las cañas de cerveza están peor tiradas y el pescaíto, puagg, no es fresco) y seguro, pero fijo, fijo que alguno leyó un libro donde UNA persona lo decía y ya se sabe... los libros no se equivocan y menos los que uno lee que para eso invierte su tiempo y esfuerzo

    Y hasta aqui, de verdad de la buena, palabrita que no vuelvo. Me convierte en un gusanillo impotente y entristecido comprobar in situ la nefasta educación científica que posee este país. Y la confusión de ideas cuando, de verdad, con un poco de rigor aplicado a nuestras palabras y conceptos podríamos evitar decir barbaridades. Y ser igual de felices, os lo juro sobre el fuego, pero menos ignorantes y sobre todo menos ilusos (eso va por ti, Condón, sorry, pero es que macho, tienes un trago...).

    Ea, y ya. Ha sido un placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te fijas, he puesto "decidir" entre comillas, un recurso estilístico más, simplemente, en este caso el de la personalización. Llámalo "factores desencadenantes" si te gusta más, que pueden ser simplemente físicos, como los sentimientos, por ejemplo. En cualquier caso todavía están por ver, pero estar, están. Saludos.

      Eliminar
    2. Perdón, personificación.

      Eliminar
    3. Y lo que pretendía con el ejemplo era poner en evidencia que, como todo el mundo sabe, en situaciones de estrés el feto adelanta el momento del nacimiento, pese a no estar en ocasiones lo suficientemente maduro. Yo no he hablado en ningún momento de "alma" sino de reacciones, para aportar algunos datos que pueden estar en la línea que apuntaba condon con respecto al tema del libro, aunque desde otro ángulo.

      Eliminar